El Decreto 10-2012 del Congreso de la República fue publicado el 5 de marzo de 2012. En el mismo se crea una nueva ley del Impuesto Sobre la Renta, Impuesto Específico a la Primera Matrícula de Vehículos Automotores Terrestres, la ley Aduanera Nacional, Reformas al IVA, Reformas a la ley del Impuesto sobre Circulación de Vehículos, Reformas a la ley del Impuesto de timbres fiscales y las disposiciones finales.

Aunque no era el orden previsto para esta sección, sino que debería hablar del 4-2012, me veo obligado a mencionar un par de Errores con consecuencias en este decreto. Luego regreso al 4-2012 y las reformas al Código Tributario para ponerles, al final, al tanto de la nueva ley del Impuesto Sobre la Renta.

En el Decreto 10-2012 se tiene al final el libro VII con las disposiciones finales y transitorias, la que resulta el lugar en el que se cometen 2 errores muy significativos.

El tema deviene de la forma en que las normas entran en vigencia y cómo se interpretan esos conflictos de leyes en el tiempo, como lo decimos.

Conforme al mismo Código Tributario, las leyes tributarias dictadas en diferentes tiempos, entrarán en vigencia conforme las reglas contenidas en el artículo 7, entre ellas que regirán desde la fecha que en ellas se establecen. Si no se establece fecha, ocho días después de su publicación.

El artículo 181 establece que entrará en vigencia 8 días después de su publicación, salvo el ISR, que lo hará el 1 de enero de 2013, el impuesto a Primera Matrícula, que está sujeto a una aprobación de Comieco y el Impuesto sobre Circulación de Vehículos, que lo hará también el 1 de enero de 2013.

Con ello, las disposiciones finales, transitorias y derogatorias entran en vigencia el 13 de marzo de 2012. ¿Qué horrores implica esto?

El primero es que el artículo 178 reforma el literal f) del artículo 4 del Decreto 73-2008, Ley del Impuesto de Solidaridad, el cual queda así: “f) Las personas individuales o jurídicas y los demás entes o patrimonios afectos al Impuesto de Solidaridad, que paguen el Impuesto Sobre la Renta de conformidad con el Régimen Opcional Simplificado Sobre Ingresos de Actividades Lucrativas de este Impuesto.”

¿Qué implica esto?

Que las personas que están en el régimen del artículo 44 del Impuesto Sobre la Renta actual (5% por actividades mercantiles) dejan de estar exentas del Impuesto de Solidaridad desde el 13 de marzo de 2012. Claro que hay argumentos constitucionales que dirán que a estos contribuyentes se les estaría violando su capacidad de pago y que parece “evidente” que todo proviene de un error del legislador, el texto es claro en cuanto a que expresamente lo modifica y esa modificación no está sujeta a la entrada en vigencia del nuevo ISR, cosa que el Congreso debió dejar dicho.

El segundo error está en el artículo 180 numeral 4 del Decreto 10-2012:

ARTICULO 180. Derogatorias. Se derogan:

1. El Decreto Número 26-92 del Congreso de la República, Ley del Impuesto Sobre la Renta, y sus reformas, a partir de la vigencia del Impuesto Sobre la Renta contenido en el libro I de esta Ley.

2. El Decreto Número 26-95 del Congreso de la República, Ley del Impuesto sobre Productos Financieros y sus reformas, a partir de la vigencia del Impuesto Sobre la Renta contenido en el libro I de esta Ley.

3. El numeral 8 del artículo 2 de la Ley del impuesto de Timbres Fiscales y Papel Sellado Especial para Protocolos, siempre que entre en vigencia el gravamen a la distribución de dividendos en el Impuesto Sobre la Renta, contenido en el Libro I de esta Ley.

4. El artículo 12 del Decreto Número 80-2000 del Congreso de la República.

5. Se derogan todas las disposiciones legales que se opongan a lo establecido en esta Ley.

¿Qué significa esto? Bien, el artículo 12 del Decreto 80-2000 es el que contiene la disposición por la cual no debe pagarse ISR en los intereses que se pagan a bancos extranjeros. Es la famosa norma “de primer orden”. Con esto, los intereses desde el 13 de marzo de 2012 estarán gravados y deberá retenerse el 10% en ellos.

De nuevo, resulta “injusto” y “discriminatorio” y evidentemente es un error del legislador, sin embargo la única manera de corregir un error del legislador, es legislando.

Mario E. Archila M.