Seminario Taller

Viene el cierre anual y es necesario presentar la declaración jurada anual del año 2020. Como ya sabrá, SAT está “desatada” buscando cómo ajusta. Evite los ajustes en el ISR inscribiéndose a nuestro taller Gastos Deducibles y su Documentación.

Para inscribirse, haga clic acá: Formulario

  • Impartido por Mario Estuardo Archila vía ZOOM
  • 4 horas de taller para identificar cada uno de los 29 gastos deducibles
  • Podrá validar los requisitos de forma:
    • contrato 
    • factura
    • actas
    • contabilidad 
  • Reconocer y determinar que se cumplen con los requisitos de fondo
    • útil, necesario, indispensable, pertinente
    • limitación de intereses 
  • Criterios para no deducibilidad que utiliza SAT
  • Incluye:
    • Coffee break para los que residan en la ciudad
    • Libro de gastos tributarios 
    • Diploma 
    • Acceso a la grabación de la presentación
  • Fecha y hora
    • 17 de febrero de 2021
    • De 2 a 6pm
  • Inversión
    • Q650
  • Pago por medio de tarjeta de crédito (permite cambio de puntos)
  • Puede llamar al 23788484 por email redes@impuestosychocolate.com si desea pagar haciendo depósito bancario

Facilitador:

Mario Estuardo Archila M.

Abogado y Notario, Universidad Francisco Marroquín, Cum Laude, con más 20 años de experiencia en impuestos. Tanto en planificación como defensa.

Cuenta con una maestría en Derecho de Negocios Internacionales y de Comercio Internacional por la Universidad Erasmus, Rotterdam, Países Bajos, y otra maestría en Educación de Valor por la Universidad del Istmo de Guatemala. También es graduado de los cursos de comunicación de la Academia del Mago de Publicidad, Roy H. Williams. Cerró pensum en un doctorado en Análisis Económico del Derecho, Universidad Francisco Marroquín. 

Su experiencia impartiendo seminarios y cátedras es de más de 15 años. Entre las Universidades en las que ha impartido clases, tanto a nivel licenciatura como maestría son Universidad de San Carlos de Guatemala, Universidad Rafael Landívar,   Universidad del Istmo y como auxiliar y catedrático invitado en Universidad Francisco Marroquín, así como conferencista en Cámaras empresariales, jornadas de derecho tributario y eventos académicos.

Participó com analista en Canal Antigua (ad honorem) y columnista en RepublicaGt.com y Soy502.com

Es miembro del Instituto Guatemalteco de Derecho Tributario, la International Fiscal Association -capítulo Guatemala, Asociación Tributaria Guatemalteca. Participa en el club Rotario Las Américas. 

Ha escrito 3 libros, dos de tributos y uno de poesías:

  1. Reflexiones sobre los límites morales y legales a cobrarnos impuestos; (De venta en DeMuseo y Amazon)
  2. Sombras de mi Alma; (A la venta llamando al 23788484)
  3. El Eterno Problema: La deducibilidad de los gastos -Guía práctica de documentación sobre gastos deducibles en el Impuesto Sobre la Renta, Decreto 10-2012 del Congreso de la República. (A la venta llamando al 23788484)

Para inscribirse haga clic acá: Formulario

Los esperamos.

Termina 2020

Entre todo, estamos acá

2020… quizás no fue tan malo

Estamos terminando el 2020. Un año que ha tenido los peores momentos del siglo XXI, probablemente. Luchamos contra un enemigo invisible, que causa controversia en cuanto a su capacidad de matar, pero, sin duda, nos ha puesto a todos a pensar en eso que es inevitable: la muerte. 

Entrar en contacto con nuestra mortalidad, entre todo, es quizás lo mejor del año. Sabernos finitos, mortales, nos permite darle perspectiva a lo que hacemos. Nuestra vida está sobre un escenario. En el 2020, las calles quedaron vacías, pero el escenario no. Siempre, nuestras acciones gustarán o no a los demás. Lo importante es que sean aquellas que nos llenan, que nos dan paz, que nos regalan satisfacciones. De nada sirve hacer cosas si llenamos nuestro interior de desgano, rencor, dolor, frustración. Estamos por un corto tiempo en la tierra, eso ha sido la lección. Un bicho, no sólo el pandémico actual, sino cualquier otro, hasta un resbalón en la ducha, puede terminar con la vida que tenemos. Nuestro público primario es nuestro propio corazón. Luego, la familia y por último, aquellos con los que interactuamos en las demás esferas. El legado, nuestra reputación, será el peso o el premio que deban llevar a todos lados a donde vayan nuestros hijos. Los negocios que hagamos podrán manchar o hacer brillar ese nombre que heredamos, aun no queriendo, a nuestros seres más cercanos y, quiera la vida, más queridos. 

El 2020 ha sido, en eso, bueno. Quizás logramos más tiempo de convivencia, pues hemos ganado horas con el hecho de no tener que transportarnos de un lugar a otro. Algunos, por primera vez en muchos años, han podido compartir una comida entre semana con sus hijos o han podido regresar a ponerlos a dormir. Esos momentos son los que dan sentido al resto de lo que hacemos. 

Nuestra propia historia

En este 2020, Archila & Asociados cumplió 56 años de existencia, con muchas historias, dificultades que sobrevinieron, como a todos en este año. Recuerdo aquél 13 de octubre de 2009 cuando mi papá toma posesión de la magistratura en Corte Suprema de Justicia y queda la firma totalmente a mi cargo. Un día de alegría, pues era más que merecida la designación, y, al mismo tiempo, de miedo ante la incertidumbre. A los pocos meses se concluyen los cierres de operaciones de los dos clientes más importantes de la firma y con ello, ese miedo empieza a verse de cerca. El volumen de trabajo y, por tanto, el nivel de ingresos, se reduce casi a nada de la noche a la mañana. Recuerdo que varios meses no había suficiente para pagar todos los servicios y salarios, menos para cubrir los gastos de la recién ampliada familia y un segundo bebé en camino. Sin embargo, las cosas fueron cuajando. Fueron confiando en nuestro trabajo cada vez más y más clientes con quienes hemos trabajado en los últimos 10 años. Sistematizamos procesos internos y fuimos ganando espacios dentro del complicado mundo de los servicios legales, gracias a la confianza de todos nuestros clientes y amigos: usted. De ello, siempre, infinitas gracias. 

Hoy, diciembre de 2020, contamos la historia. Viendo los difíciles momentos del pasado como lecciones de esa palabra que se puso ahora de moda: resiliencia. Estamos viendo al futuro para buscar en la amplitud del horizonte las mejores formas de servir a aquellos a los que nos debemos: Nuestros clientes, usted. Una oficina totalmente digital que nos permitió una adaptación rápida a estos nuevos tiempos. Es el momento de sacar los instrumentos de dibujo y ponerse a hacer los planes para los siguientes 10 y 20 años. 

Nuestra vida, la interior, la privada y la pública, son oportunidades, en cada espacio, para dejar un legado. Durante 56 años hemos estado allí rodeado de nuestros clientes, la única razón por la que trabajamos, para ayudar y servir en aquello que nos encomiendan. Así como la bailarina realiza sus fouetté y frappé, primero, para sí misma, su razón de ser es presentarlo sobre un escenario y levantar en el público esas sublimes emociones, cuando agita sus alas en el lago. De la misma manera, nosotros, los abogados, estamos completos únicamente cuando resolvemos para nuestros clientes un problema o les ayudamos a documentar un negocio. Sin ustedes, somos nada. 

Así que celebremos estas fechas, en la medida de la realidad humana. Celebremos a los que nos dejaron para siempre, celebremos a los que están a nuestro lado, celebremos a los que conoceremos en el futuro. Celebremos el regalo de la vida. Entre todo, tenga usted una feliz Navidad y un 2021 con una platea llena al que pueda regalar su mejor desempeño. 

Mario E. Archila M. 

El Impuesto de Circulación de Vehículos

Ha estado circulando en redes que “se subió el impuesto de Circulación de Vehículos”. No. No se subió nada. Lo que pasó hoy es que se publicó el listado de valores de vehículos para efectos del IVA y del Impuesto de Circulación de Vehículos. Si bien, son dos leyes distintas y deberían de aprobarse 2 listados distintos, SAT, por alguna extraña razón, publica uno.

El argumento de SAT es que “son los mismos registros”. Pues como decimos en chapín: “pues a puro h…” si son los mismos vehículos. Sin embargo, los valores y propósitos de los listados son distintos y deberían ser listados distintos. La legislación guatemalteca en materia de vehículos obliga a que SAT, a través de sus órganos, apruebe y publique CUATRO listados distintos, mismos que tienen alcances y valores distintos. 

  1. La de valores imponibles para efectos de las compraventas de vehículos gravados con 12% de IVA contenida en el primer párrafo del artículo 55: 

En los casos de enajenación de vehículos automotores terrestres del modelo del año en curso, del año siguiente y del año anterior al año en curso, y de toda clase de vehículos marítimos y aéreos, el Impuesto al Valor Agregado se pagará según la tarifa establecida en el artículo 10 de esta Ley. Para estos casos, el impuesto se pagará de conformidad a la tabla de valores imponibles elaborada anualmente por la Administración Tributaria, aprobada por el Directorio de la Superintendencia de Administración Tributaria, y publicada en el diario oficial y en la página de internet de la Administración Tributaria, en el mes de noviembre de cada año.

El precio al público varía en cada tipo de punto de venta, por ejemplo.

  1. El segundo listado está incluido en el mismo artículo 55 de la ley del Impuesto al Valor Agregado, para efectos de la importación: 

“En los casos de importación de vehículos automotores terrestres incluyendo motocicletas, el Impuesto al Valor Agregado se pagará según la tarifa establecida en el artículo 10 de esta Ley. Para estos casos, la base imponible para vehículos automotores terrestres de los modelos anteriores al año del modelo del año en curso es el valor consignado en la factura original, emitida por el vendedor del vehículo en el exterior, siempre que ésta cumpla con los requisitos legales establecidos en ley en el país de su emisión y que la autenticidad de dicha factura pueda ser verificada por la Administración Tributaria, además de demostrar y documentar el pago del valor facturado por los medios puestos a disposición por el sistema bancario. 

En el caso de no cumplir con lo requerido en el párrafo anterior, la base imponible del impuesto será el valor del vehículo que figure en la tabla de valores imponibles que anualmente debe elaborar la Superintendencia de Administración Tributaria, la cual deberá aprobar el Directorio de esa Superintendencia y publicar en el diario oficial y en la página de internet de la Administración Tributaria, en el mes de noviembre de cada año

La base imponible para vehículos automotores terrestres de los modelos del año en curso y del año siguiente al modelo del año en curso, será el valor de importación definido como la adición del costo, seguro y flete (CIF por sus siglas en inglés) reportado por los fabricantes o los importadores.” 

Como puede verse, este segundo listado al que está obligado el Directorio se basa en valores de importación sobre un valor CIF, que nada tiene que ver con el valor de mercado del Impuesto Sobre Circulación de Vehículos. 

  1. La tabla de valores para el Impuesto Sobre Circulación de Vehículo. 

El valor del vehículo, para efecto de la aplicación del Impuesto Sobre Circulación, se determina en tablas de valores imponibles, elaboradas anualmente por la Administración Tributaria y aprobadas por Acuerdo del Directorio de la Superintendencia de Administración Tributaria, la cual será publicada en el diario oficial y en la página de internet de la Administración Tributaria a más tardar el treinta de noviembre de cada año y regirán para el año inmediato siguiente. 

Este listado es el que se basa en precio al público. El valor CIF, más la ganancia ordinaria del importador, más la ganancia ordinaria del distribuidor.

  1. El Decreto 10-2012 del Congreso de la República contiene el IMPUESTO ESPECÍFICO A LA PRIMERA MATRÍCULA DE VEHÍCULOS AUTOMOTORES TERRESTRES, el cual contiene también un listado: 

La base imponible del Impuesto Específico a la Primera Matrícula de Vehículos Automotores Terrestres, para vehículos automotores terrestres usados, es el valor consignado en la factura original, emitida por el vendedor del vehículo en el exterior, siempre que ésta cumpla con los requisitos establecidos legalmente en el país de su emisión y que la autenticidad de dicha factura pueda ser verificada por la Administración Tributaria, además de presentar el título de propiedad del vehículo expedido por la autoridad competente del país de donde se exporta el mismo y documentar el pago del valor facturado, por los medios puestos a disposición por el sistema bancario tanto nacional como internacional.

En el caso de no cumplir con lo requerido en el párrafo anterior, la base imponible del impuesto será el valor del vehículo que figure en la tabla de valores imponibles que anualmente debe elaborar la Superintendencia de Administración Tributaria, la cual deberá aprobar el Directorio de esa Superintendencia y publicar en el diario oficial y en la página de internet de la Administración Tributaria, en el mes de noviembre de cada año.

Para vehículos terrestres nuevos, ensamblados o fabricados en el extranjero, la base imponible es el valor de importación definido como la adición del seguro y flete al valor del vehículo, reportado por los fabricantes o los importadores.

Para el caso de los vehículos automotores terrestres nuevos, ensamblados o fabricados en Guatemala, la base imponible es el valor del vehículo consignado en la factura emitida por el ensamblador o el fabricante.

El año del modelo de los vehículos automotores terrestres, será determinado mediante la verificación del Número de Identificación Vehicular (VIN por sus siglas en inglés), que debe constar físicamente en los vehículos que ingresen al territorio nacional y coincidir exactamente con los documentos de importación.

  1. De las diferencias de cada listado

Es claro que cada una de las tablas de valores es independiente de la otra y tienen bases imponibles diferentes, por lo que debe tenerse claro que no pueden mezclarse en una. Así las diferencias: 

  1. Para la transferencia de dominio de vehículos sujetos a 12% de Impuesto al Valor Agregado, la tabla de valores no puede ser el precio al público que incluye IVA. Debe también considerarse que cuando se trata de vehículos nuevos, resulta violatorio de los principios de capacidad de pago y justicia tributaria calcular la base imponible por encima del valor de venta real de la mercancía. 
  2. La segunda tabla que la ley del IVA contiene es para importaciones, cuyo valor debe ser el valor CIF y aplica únicamente cuando no se puede presentar factura del importador o fabricante. 
  3. El listado a que se refiere el impuesto Sobre Circulación de Vehículos es para establecer un valor de los vehículos para los 10 años hacia atrás del año corriente, por lo que la información estadística y demás son válidas. Este listado es para una estimación de valor y base del Impuesto específico que se menciona. 
  4. Del error cometido por el Directorio

El Directorio usualmente aprueba en 4 acuerdos únicamente dos tablas, mismas que no llenan los requerimientos de las tablas a aprobar. En esos acuerdos del Directorio indica que se aprueba el mismo de otro impuesto para un impuesto distinto, cuando son situaciones diferentes que no pueden mezclarse.

La información utilizada para elaborar estos listados parte de un requerimiento de entregar “Valor de venta en el mercado de vehículos terrestres” con la indicación que se refiere únicamente para el Impuesto Sobre Circulación de Vehículos Terrestres, Marítimos y Aéreos, y de esta información el Directorio elabora 4 listados distintos que requieren, según las leyes que los rigen, consideraciones especiales.  

Véase que el Directorio indicó que eran las mismas características y por ello aprobó dichos valores, sin embargo, eso es una percepción incorrecta, por lo siguiente: 

  1. El IVA requiere dos tipos de base imponible. El valor CIF para la tabla para importaciones y un valor de venta del distribuidor a sus clientes, por lo que es imposible se use el mismo listado, ya que se estaría agregando cadenas de valor a la importación o eliminando dichas cadenas. En conclusión, hace irreal el listado. 
    1. Véase que el artículo 55 indica que, para el caso de importación, “…la base imponible para vehículos automotores terrestres de los modelos anteriores al año del modelo del año en curso es el valor consignado en la factura original, emitida por el vendedor del vehículo en el exterior…” y  
    2. Y para los casos de vehículos terrestres del modelo del año en curso, del año siguiente y del año anterior al año en curso, la ley (primer párrafo del artículo 55 indica que será la tabla de valores imponibles la tabla de valores imponibles que publique la Administración Tributaria, lo que debe leerse con el último párrafo de ese mismo artículo: “La base imponible para vehículos automotores terrestres de los modelos del año en curso y del año siguiente al modelo del año en curso, será el valor de importación definido como la adición del costo, seguro y flete (CIF por sus siglas en inglés) reportado por los fabricantes o los importadores”, pues la ley no distingue en dicho último párrafo que esa base imponible sea para un tipo específico de operación, ya sea transferencia de dominio o importación
  2. El Impuesto a la Primera Matrícula requiere el valor de facturación en el extranjero, es decir, el valor CIF no puede ser utilizado para realizar la determinación del pago de este impuesto, mucho menos el valor “mercado”. 
    1. El artículo 113 del Decreto 10-2012 del Congreso de la República lo establece claramente: “ARTICULO 113. Base imponible del Impuesto Específico a la Primera Matrícula de Vehículos Automotores Terrestres.

La base imponible del Impuesto Específico a la Primera Matrícula de Vehículos Automotores Terrestres, para vehículos automotores terrestres usados, es el valor consignado en la factura original, emitida por el vendedor del vehículo en el exterior, siempre que ésta cumpla con los requisitos establecidos legalmente en el país de su emisión y que la autenticidad de dicha factura pueda ser verificada por la Administración Tributaria, además de presentar el título de propiedad del vehículo expedido por la autoridad competente del país de donde se exporta el mismo y documentar el pago del valor facturado, por los medios puestos a disposición por el sistema bancario tanto nacional como internacional.

En el caso de no cumplir con lo requerido en el párrafo anterior, la base imponible del impuesto será el valor del vehículo que figure en la tabla de valores imponibles que anualmente debe elaborar la Superintendencia de Administración Tributaria, la cual deberá aprobar el Directorio de esa Superintendencia y publicar en el diario oficial y en la página de internet de la Administración Tributaria, en el mes de noviembre de cada año.

Para vehículos terrestres nuevos, ensamblados o fabricados en el extranjero, la base imponible es el valor de importación definido como la adición del seguro y flete al valor del vehículo, reportado por los fabricantes o los importadores.

Para el caso de los vehículos automotores terrestres nuevos, ensamblados o fabricados en Guatemala, la base imponible es el valor del vehículo consignado en la factura emitida por el ensamblador o el fabricante.

El año del modelo de los vehículos automotores terrestres, será determinado mediante la verificación del Número de Identificación Vehicular (VIN por sus siglas en inglés), que debe constar físicamente en los vehículos que ingresen al territorio nacional y coincidir exactamente con los documentos de importación”.

  1. Es claro, por tanto, que el Directorio no tomó en consideración estas diferencias necesarias para la determinación de cada una de las bases imponibles. En los acuerdos respectivos, el Directorio afirma que
  2. El acuerdo 17-2020 indica que “contiene los mismos registros en cuanto a la base imponible”, pero es para el Impuesto Específico a la Primera Matrícula, lo que no puede ser el valor base para importación de vehículos, pues el valor base para este impuesto es el de la venta en el exterior, mientras que para el IVA debe ser el valor CIF de la mercancía. En el 16-2020 cuerdo 23-2019 se indica claramente que es un listado con el propósito de la base para Impuesto Sobre Circulación de Vehículos Terrestres, base que es un aproximado de un precio de venta final al cliente usuario.  
  1. De las posibles consecuencias por violar dichas normas

Las consecuencias de estos listados realizados a partir de la recopilación de datos con un propósito único y luego su traspolación a los otros tres listados, es una base imponible errónea, con las consecuencias directas de: 

  1. Administración Tributaria ha incumplido su obligación de formular un listado con datos correctos para cada propósito. Las tres leyes involucradas obligan a contar con un listado para cada una de las bases. El trabajo de investigación debe hacerse con dicho propósito. 
  2. Los listados no atienden a la realidad de cada impuesto. Causan distorsiones en las bases de recaudación, mismas que llevan a efectos incorrectos e inconstitucionales: 
    1. Se carga más IVA en la cadena de lo que deberá causarse, pues la facturación real no es atendida. 
    2. En las importaciones se utilizan valores por encima del valor CIF. 
    3. En el impuesto de circulación se utiliza un valor de precio de venta final estimado, que no puede ser el mismo que para el IVA, dado que el valor del vehículo se reduce del inicio del año al final del mismo año. 
    4. En el Impuesto a la Primera Matrícula se pretende usar el mismo valor que para el IVA de importación, cuando sus bases son distintas y el IPRIMA no puede ser calculado sobre valores CIF, mientras que el IVA debe ser estimado sobre dichos valores CIF. 
  3. Es así que al emitir un listado único con propósito de servir de base imponible para más de un impuesto, con información que se recopiló exclusivamente para un impuesto y con un requerimiento puntual, se causan dichas distorsiones que mi representada considera sin asidero legal. 

Pero, entre todo, el Congreso no ha aumentado nada los impuestos. Revise el listado para enterarse cuánto le tocará pagar de “calcomanía” en el 2021 y recuerde que para el 2021, el pago deberá hacerlo antes del 1 de agosto.

Mario E. Archila M.

Análisis de algunas acciones en esta crisis

Hemos recopilado un análisis de las distintas acciones que podrán considerarse en los ámbitos de relaciones laborales, contractuales, impuestos, IGSS, postergación de pagos a bancos y tarjetas de crédito, el subsidio de energía eléctrica, suspensión de plazos, postergación de pagos a colegios y universidades.

Esperemos que le sea útil. Si lo desea descargar, haga clic acá.

 

SAT no suspende plazos. Sigue auditando.

En mi opinión, SAT viola el acuerdo de suspensión de labores que emitió el presidente dentro del curso del estado de calamidad.

El presidente suspendió labores y dejó exentas de dicha suspensión las funciones de recaudación y aduanas, no así fiscalización. Sin embargo, siguen ejecutando auditorías.

Como hay gente con más buenos deseos que posibilidades de tomar decisiones, más porque hay circunstancias que podrían estar presionando decisiones incorrectas en los órganos gubernamentales, logramos después de varios días, comunicación con dos intendentes y me expresaron que internamente entienden que en estos momentos muchos contribuyentes estarán cerrados y que no podrá proseguirse con las auditorías identificadas dentro del plan de fiscalización.
Es así que si recibe y se entera de un requerimiento de información, sugerimos responder con una nota que indique que debido al estado de calamidad y respetuosos de la orden decretada por el Presidente de la República el 17 de marzo de 2020, no hay nadie laborando en los departamentos administrativos y de contabilidad, por lo que se le hará llegar la información a SAT en cuanto se restablezcan las actividades.
Claro está que puede ser que se enteren tarde, por ya estar cerrados, con lo que habrá que informar a SAT que “hoy, …., al regresar a laborar luego del levantamiento de la suspensión de actividades decretada por el Presidente de la República, hemos encontrado una notificación, misma que cumpliremos en el plazo indicado, contado a partir de mañana.”
Los personeros de SAT con los que hablé dicen que ya se giraron instrucciones internamente para que estas auditorías sean suspendidas, CON LA EXCEPCIÓN DE LAS DE DEVOLUCIÓN DE CRÉDITO DEL IVA PUES ESAS SON DE GRAN INTERÉS PARA FINANZAS Y PARA EL PROPIO CONTRIBUYENTE. Según ellos, al responder eso, NO SANCIONARÁN CON RESISTENCIA A LA ACCIÓN FISCALIZADORA.

Reitero que nosotros estamos tratando de tener jornadas de trabajo completas, aunque no físicamente en nuestras oficinas, sí estamos haciendo turnos presenciales para monitorear las notificaciones que lleguen de los procesos que ya están a nuestro cargo y en lo que podamos ayudar, con gusto estamos para colaborar lo mejor posible en los ámbitos de nuestro conocimiento.

Mario E. Archila M.

La lógica fiscal de las concesiones

Ha habido mucho revuelo, sin fundamentos, contra concesiones de carreteras, correo, trenes, puertos y demás obras de infraestructura.

El tema de la oposición a estas formas de realizar obra está basado, principalmente, en conceptos ideológicos. En ese punto, las ideologías estatistas y totalitarias pretenden que todas las obras de infraestructura, explotaciones de recursos y actividades económicas sean dictadas por el gobierno o propiedad del gobierno -fascismo y socialismo, respectivamente- por lo que el hecho que un ciudadano decida hacerlo por sí mismo es una ofensa a su base ideológica.

No obstante, esa ofensa ideológica es una injusticia fiscal, un error conceptual y un disparate financiero.

Veamos.

El presupuesto del gobierno se alimenta, principalmente, de recursos tributarios. Luego el rubro de ingresos por actividades, que usualmente son regalías mineras, petroleras y otros recursos naturales.

Las obras de infraestructura, financieramente, no son rentables en el modelo de “uso público”. Así, una carretera la pagamos todos por medio de impuestos y la mantenemos todos, por medio de impuestos, aunque no la usemos todos. Esas obras son, por tanto, siempre un gasto. (Lea a Kyosaki).

La fórmula, por tanto, para lograr que esas obras pasen de “gasto” a “activo” es cobrar por su uso. La lógica tras esto es, por lo menos debe ser, permitir que los recursos tributarios vayan a las necesidades prioritarias del Estado. Es así, por ejemplo, que dejar de mantener carreteras con recursos “del fondo común” permite que esos recursos sean utilizados en actividades como inversión en hospitales, seguridad, justicia y hasta inversión educativa, sin necesidad de préstamos o aumento de impuestos. Es más, dado que los modelos de concesiones de carreteras implican que se cobra el uso de esa carretera a quien transite sobre ella, que el concesionario debe dedicar recursos en mantenimiento con ciertos estándares y pagar al gobierno por dicha concesión, el gobierno no está erogando dinero en su mantenimiento y además recibe dinero por la carretera.

Para los ciudadanos que no utilizan la carretera, su costo es CERO. El mantenimiento de la misma también les costará CERO y habrá más recursos del fondo común que podrán ser destinados a actividades prioritarias.

Para ponerlo en perspectiva, imaginemos la carretera a un puerto marítimo y destino de descanso de fin de semana de familias acomodadas, tal como sería Puerto Quetzal y los destinos como Likin, Monterrico y otros que existen alrededor.

¿Quiénes usan esa carretera con más frecuencia? Los camiones de carga y los turistas o acomodados que tienen casa de descanso.

¿Quiénes pagamos por la construcción de la carretera? Todos. La usemos o no.

¿Quiénes pagamos por el mantenimiento de la carretera? Todos. La usemos o no.

La justicia de cobrarle únicamente a quienes la utilizan es evidente. La liberación de recursos beneficia a todos. El gobierno tendrá ingresos no tributarios de dicha concesión, mismos que podrán ser usados para el pago de deuda, recortes tributarios o fines más “nobles” que subsidiar el fin de semana de los veraniegos turistas y la carga comercial entre el puerto las bodegas.

Otro ejemplo, de actualidad, es el retiro de la concesión para la prestación de los servicios de correo postal. Ese contrato que se celebró hace muchos años y hace unos pocos no fue renovado, implicaba que el gobierno no tenía que erogar del presupuesto dinero alguno para prestar el servicio postal. El Correo del Canadá era quien operaba.

¿Qué sucedía antes? Pues la Dirección General de Correos le cobraba al operador del correo. Cada uno que lo usaba pagaba su envío postal. Las cartas y paquetes llegaban rápido y barato.

¿Qué pasa ahora? Nos quedamos sin servicio desde el año 2016. Todavía no hay recepción ni envíos internacionales. Localmente es precario. Pero nos cuesta casi Q30,000,000.00 al año, cuando antes el gobierno recibía dinero. Screen Shot 2019-12-30 at 11.16.09.png

Y ese dinero sirve para pagar salarios y honorarios de 281 personas, tal como nos costó en noviembre de 2019. Dele clic y vea el presupuesto de empleados y 029 de la Dirección General de Correos y Telégrafos: NOVIEMBRE2019

Por lo anterior, el complemento ideal a las concesiones de servicios e infraestructura es que el gobierno aumente sus ingresos por vía directa, cobrando únicamente a quien lo usa; se pueda rebajar la carga tributaria o por lo menos priorizar hacia servicios verdaderamente públicos. Es una buena cosa, al final.

 

Mario E. Archila M. 

¿No que era delito, pues?

Diarios y pasquines de poca monta publicaron que era “evasión” la importación de aeronaves a Guatemala. Acá les dejo el link de un par para que se refresquen la memoria. Noticias y la sesgada y maliciosa cobertura de este “medio”: Reportaje Malicioso

La cosa se pone buena ahora que hay una administración mucho más técnica y conocedora del Derecho Tributario guatemalteco en SAT. Imaginen mi sorpresa cuando llego a las oficinas centrales de SAT en zona 9, enfilado hacia los elevadores… En la pared frente a ellos, a modo de anuncios o infografía, encuentro esto:

91c861ff-bd66-4927-89c9-56764e4b0cb2.JPG

6c94640c-fbc7-4d0d-b594-857ae38c9beb.JPG

¿Entonces, cómo quedan las acusaciones de defraudación, de evasión, de elusión que se hicieron?

La importación temporal por el plazo de los contratos está permitido en las leyes tributarias, tanto de Guatemala como de otros varios países, con la obtención de matrículas TG y el afianzamiento de dicha importación temporal. Nunca ha sido delito, elusión ni evasión.

Cuando el sistema se pervierte se permite a los funcionarios hacer amenazas y se les aplaude, pero eso no quiere decir que estén en lo correcto. En esos años me dio mucha pena que la reacción por miedo superó la razón, la técnica y el conocimiento.

Es malo pensar que porque un funcionario lo dijo es correcto. Usualmente, si con “el error” pueden sacarle más plata, defenderán su error.

 

Mario E. Archila M.

 

Diplomado de impuestos y corporativo: 40 horas

Seminario: Derecho Tributario y Corporativo. Pague correctamente y defiéndase correctamente. 

¿Sabe usted que muchas veces los ajustes de SAT derivan de desconocer la ley, qué requiere conservar, por cuánto tiempo y cómo se interpretan correctamente las leyes?

Ya empezaron a reservar lugares, así que llame a Virginia para que le mande la fecha, le cuente los planes de descuento y formas de pago, hasta VisaCuotas será posible, pues no quiero que lo agarre SAT mal parado.

Durante 55 años de existencia de la firma se nos ha hecho evidente que la legislación tributaria es de compleja interpretación, lo que causa problemas en la toma de decisiones. Como leyes que son, las normas del derecho tributario responden a principios jurídicos de interpretación y deben ser reflejadas en los libros contables, naciendo la obligación tributaria de esa ley. Sabemos que muchas veces los problemas tributarios son producto de esa complejidad en las normas tributarias.

Objetivos:

  • Proveer a los departamentos financieros, de impuestos y contables los conocimientos básicos para realizar correctamente los pagos de tributos
  • Permitir que los asistentes tengan en su poder los conceptos principales que permiten una defensa adecuada en caso de fiscalizaciones y requerimientos de información de SAT
  • Dar las herramientas suficientes que permitan minimizar errores en las operaciones contables y financieras que se reflejan en los impuestos por pagar

Información

Duración del curso completo: 40 horas

Días jueves: De 2:30 a 6:30 pm (Empezamos 12 de septiembre y concluimos 21 de noviembre)

Docente: Mario Estuardo Archila M., Abogado y Notario, Catedrático en varias maestrías de Derecho Tributario

Lugar: Avenida Reforma 8-95 zona 10, of. 202 D y F, Guatemala

Cupo: Limitado a 20 personas.

Metodología

Práctica

El docente es abogado especializado en la defensa, planeación y estrategia tributaria. De allí que pueda en cada sesión transmitir conocimiento práctico. Experiencias reales y soluciones reales. 

Material

Todos los módulos se acompañan de material específico para ellos, textos recomendados, material escrito por nuestros abogados, extractos de libros de los grandes tratadistas de Derecho Tributario, sugerencias e ideas de situaciones previamente resueltas que podrán ayudar a tomar mejores decisiones. Este material se entregará en formatos electrónicos juntamente con copia de las presentaciones usadas en la exposición, de modo que todo quede disponible para recurrir a dicha información en el momento que más se necesita. 

Diploma

Cada módulo lo hará acreedor de un diploma de participación con descripción de los temas tratados y las horas invertidas, para que pueda acreditar su profundización en dichos temas. 

Inversión

  • El precio por el paquete completo de 6 módulos es de Q6,000.00. 
    • Si paga la totalidad de los módulos de una vez, el precio es de Q4,800.00 (20% de descuento). 
  • Para grupos, por cada 2 personas, la tercera es gratis, sobre el precio de módulo individual o bien sobre el precio especial por pago de todos los módulos. 
  • El cupo máximo es de 15 personas en cada módulo. 
  • Vea el brochure adjunto para los precios y fechas por módulo individual

Detalle del contenido de cada módulo

MODULO I (8 horas, 12 y 19 de septiembre)

Los límites constitucionales al poder tributario

  • Antecedentes del Derecho Tributario
    • Autonomía del Derecho Tributario
  • Principios Fundamentales del Derecho Tributario
    • Principio de Legalidad
      • Reserva de ley
      • Preferencia de ley
    • Principio de Generalidad
    • Principio de Progresividad 
    • Principio de Capacidad de Pago
    • Principio de Igualdad
    • Principio de Justicia
    • Principio de Equidad
    • Principio de No Confiscación
    • Principio de Prohibición a la Doble o Múltiple Tributación

MODULO II (8 horas, 26 de septiembre y 3 de octubre)

El fundamento legal general de la tributación (Código Tributario)

  • Obligación Tributaria 
    • Generalidades
    • Definición
    • ¿Un Deber o una Obligación?
    • Clasificación
  • Hecho Generador
  • Sujetos de la Obligación Tributaria
  • Interpretación de las Normas de Carácter Tributario
  • Determinación de la Obligación Tributaria
  • Determinación de Oficio
  • Determinación Sobre Base Presunta
  • Extinción de la Obligación Tributaria 
  • Infracciones Tributarias
    • Resistencia a la acción fiscalizadora de la Administración Tributaria.
    • Infracciones a los deberes formales.
    • Infracciones establecidas con ocasión de inspecciones o actos similares.
  • Sanciones
    • Sanciones Específicas.
  • Cierre temporal de empresas, establecimientos o negocios.
  • Otras sanciones.

MODULO III (8 horas, 10 y 17 de octubre)

La imposición a la renta.

  • El 10-2012, libro I, Impuesto Sobre la Renta
  • Distintos Regímenes del ISR
    • General
    • Optativo
    • Rentas del trabajo
    • Rentas de capital
    • Ganancias de Capital
    • Imposición de No Residentes
    • En cada uno de ellos: 
    • Tipo Impositivo
    • Base Imponible
    • Cálculo de renta
    • Gastos deducibles
    • Gastos no deducibles
    • Es acreditable el IVA?
    • Período Impositivo
    • Forma de Liquidar el Impuesto
  • ¿Quién es un Agente de Retención?
    • ¿Con qué obligaciones debe cumplir un Agente de Retención?
  • Precios de Transferencia
    • Aplicación
    • Forma de cumplir
    • Estudios de precios de transferencia como medio de mejora empresarial
  • ISO
  • Regímenes especiales
    • 29-89, zonas francas y zonas de libre comercio
    • Requisitos para calificar
    • Ventajas

Modulo IV (4 horas, 24 de octubre)

Manejo correcto de Sociedades Mercantiles a la luz de nuevas regulaciones. 

  • ¿Qué libros contables se deben llevar?
    • ¿Deben ser autorizados?
    • ¿Libros Manuales o Electrónicos?
  • Forma de llevar contabilidad
  • Manejo societario
    • Libros sociales
      • Actas Asamblea
      • Actas Órgano de Administración
      • Registro de Accionistas
    • Patentes
      • Comercio de empresa
      • Comercio de Sociedad
  • Representación legal, ¿Qué es y cómo se obtiene?
    • Nombramientos
    • Mandatos
    • De hecho
    • Responsabilidades
      • Civiles
      • Penales
      • Tributarias
  • Inscripción en el Registro Tributario Unificado
    • Avisos de modificación a los datos de inscripción
  • Conservación de libros, registros y documentos de soporte
    • Legislación que permite conservación electrónica
  • Bancarización y sus efectos
    • Casos comunes que requieren documentos notariales

Modulo v (4 horas, 7 de noviembre)

La Tributación correcta del IVA.

  • Definiciones del IVA
    • Servicio
    • Venta
    • Importación
    • Exportación
  • Hecho Generador
  • ¿Quiénes deben pagarlo?
    • Definición de contribuyente
  • Procedencia del Crédito Fiscal
  • Mecánica del IVA
  • Tipo Impositivo
  • Base Imponible
  • Debito Fiscal
  • Crédito Fiscal 
  • Período Impositivo
  • Forma de Liquidar el Impuesto
  • Régimen General o Pequeño Contribuyente
  • Documentos del IVA y su uso correcto
    • Factura
    • Nota de crédito
    • Nota de débito
    • Factura especial
    • Nota de abono
    • FEL y sus implicaciones
  • ¿Quiénes tienen derecho a devolución del impuesto?
    • Régimen General
    • Régimen Especial
    • Régimen Optativo
    • Régimen Electrónico

MÓDULO V (8 horas, 14 y 28 de noviembre)

Documentación a producir y conservar para evitar ajustes

  • Gastos deducibles.
    • Documentación de Gastos Deducibles
    • Requisitos para la deducibilidad
    • Costos y Gastos No Deducibles
    • Rentas de capital
    • Sistemas contables y el ISR.
    • Deducibilidad de intereses
  • Los contratos de compraventa de inmuebles: IVA o Timbre. Las luces de la sentencia de la Corte de Constitucionalidad
  • La bancarización de las operaciones.
  • Los libros contables. Los soportes contables y la obligación de conservarlos.
  • Decreto 10-2012
    • Los libros sociales.
  • Requerimientos de Información
    • Requerimiento de fiscalización
    • Requerimiento de información respecto a terceros
    • Requerimientos de Recaudación
  • Resistencia a la Acción Fiscalizadora y Cómo evitarla

 

Los esperamos.

 

Mario E. Archila M.

La idea de derogar el ISR

Fue noticia previo a las elecciones de junio 2019, que el candidato a presidente por el partido oficial y todavía diputado, Estuardo Galdámez y el diputado Fernando Linares-Beltranena, presentaron una iniciativa de ley para la eliminación gradual del Impuesto Sobre la Renta, ISR.

La idea está en la vía correcta. El Impuesto Sobre la Renta resulta un impuesto con alto costo de cumplimiento (es una imposición oculta) y un alto costo de fiscalización, pues la necesidad de auditorías, análisis, comparaciones para determinar el cumplimiento correcto es alto. Eso sin contar que los costos que deben cubrirse para fiscalizar, como es la cantidad de auditores y el costo para un contribuyente en llevar el proceso de ser auditado. Un cliente recién acaba de concluir ese proceso y me indicó que para cumplir con los requerimientos de las 5 meses de auditoría, el departamento contable y de impuestos del contribuyente TRABAJÓ PARA SAT alrededor de 2500 horas. Este costo implica 56 semanas laborales completas, es decir, 13 meses de salarios usados para cumplir con la auditoría de SAT.

Claro que reformar el sistema tributario guatemalteco requiere un par de acciones adicionales que sólo eliminar el ISR para hacerlo sólido. La exposición de motivos sí menciona países como Hong Kong, Irlanda y Singapur como modelos de países con tributación a la renta sencilla. Estos tres países, además, tienen la particularidad de recaudar eficientemente derivado de ello y, no estoy seguro Irlanda, pero Hong Kong y Singapur son dos de los países que tienen un impuesto único como método de recaudación. Eso sí, el impuesto que tienen se llama ISR, pero podría operar más como un impuesto a la venta, por las características de forma de pago.

La propuesta de ley tiene 5 artículos. Voy a comentarlos brevemente, a modo que estemos informados, pues esta iniciativa, aunque no sea perfecta, sí es la primera que busca remover el sistema tributario actual para hacerlo más sencillo y eficiente en su recaudación. Debemos estar claro que el actual ISR es complicadísimo de darle cumplimiento, caro y tergiversa muchísimo del Derecho comercial, civil y notarial del país, así como confunde instituciones tributarias y deja vacíos interpretativos.

El artículo 1 deroga a partir del 2024 (no dice cuándo del 2024) el decreto 10-2012 del Congreso. Sin embargo al derogar completo el 10-2012 del Congreso queda un vacío, ya que el 10-2012 contiene más impuestos que sólo el ISR. Está en el mismo decreto el Impuesto a Primera Matrícula, por ejemplo, que quedaría derogado también (lo que sería fabuloso porque ese impuesto nos coloca en incumplimiento fraudulento del GATT y con posibilidades enfrentar sanciones en la OMC).

El artículo 2 tiene una tabla de reducción gradual de las tarifas de los distintos regímenes y cédulas del Impuesto a la Renta. Así en el régimen sobre utilidades, la tarifa baja del 25% actual al 15% en 2021, 10% en 2022 y 5% en 2023.

Para el régimen opcional simplificado, la tarifa de 7% desaparece en 2021 y habría únicamente la tarifa del 5%, 4% para el 2022 y 2% para el 2023. Esas mismas tarifas y años para el régimen por rentas del trabajo. Vale mencionar que en la propuesta de ley están mal denominados los regímenes, por lo que probablemente de aprobarlo, causarán inaplicación de las autoridades tributarias argumentando que esos regímenes no existen…

La pregunta será si es buena esa tarifa para esos regímenes. Si el promedio de recaudación de los contribuyentes que pagan el 85-90% de la recaudación total del ISR es 3.01%, aproximadamente, un ISR de 2-3% sobre ingresos implicaría que la totalidad de los contribuyentes registrados en el ISR estarían pagando esa cantidad y no habría reporte de pérdidas (es inconstitucional, pero puede ser un buen incentivo para formalizar empresas). En el régimen sobre utilidades, el 15, 10 y 5% de tarifa (sobre las utilidades) implicará que el ISO será el impuesto final en cualquier caso, pues en este régimen (utilidades) el 1% del ISO era aún menor al ISR por pagar (28% de las utilidades es un promedio de 2.53% sobre ingresos -a nivel mundial es aproximadamente eso lo que se paga también-) y podía acreditarse. Al reducir la tarifa, el ISR pasa a ser 1.35%, 0.9% y 0.45% sobre ingresos, con lo que el ISO quedará como impuesto final pagado. Es decir, 1% sobre ingresos. Eso probablemente anule, en esos años, el régimen sobre ingresos.

Los dividendos y las ganancias de capital seguirán estando en 5 y 10%, igualmente los ingresos por rentas de capital mobiliario e inmobiliario (arrendamientos) mientras no sean habituales. El régimen del pequeño contribuyente seguirá siendo 5% sobre ventas y las retenciones a realizar por facturas especiales, de la misma manera, serán 5% del valor de la factura sin IVA.

¿Qué quiero decir con eso? Que la reforma es técnicamente deficiente porque hay más formas de pago que sólo lo dicho en el artículo 2 y se requiere armonizar el impuesto completamente en la fase de transición para no crear distorsiones.

El artículo 3 “ordena” a SAT tomar medidas necesarias para ampliar la base tributaria, reducir el contrabando y la corrupción en aduanas y facilitar y mejorar la recaudación de todos los impuestos restantes. Es decir, le ordena hacer su trabajo. Creo que el Congreso acá podría tomar medidas más drásticas como cerrar las aduanas como puntos de control y dejar los puertos libres con declaraciones electrónicas de la importación y controles posteriores únicamente, por ejemplo, que reduciría el contrabando inmediatamente. Esto porque el contrabando no se causa por la tributación elevada en aduana, sino por una mezcla de enorme burocracia (5000 trámites a cargo del gobierno central), discrecionalidad de los funcionarios de aduanas (ley nacional de aduana y CAUCA y RECAUCA) y que el mercado interno es 70% de población en economía informal que implica que venden sin costo gubernamental (sin burocracia y sin impuestos), nunca sujetos a fiscalizaciones ni interacciones con el fisco. Esto hace que los formales tengan un costo superior y las aduanas sí representen ahorros.

El artículo 4 obliga al Ejecutivo a hacer evaluaciones en todas sus dependencias con el objeto de racionalizar el gasto, cerrar dependencias innecesarias o superfluas y evaluar compromisos financieros, dándole prioridad a los servicios de seguridad, justicia, salud y educación.

Obliga a ello, pero no establece plazos, sanciones, parámetros o demás. El problema “tributario” del país siempre es un problema fiscal. Es decir, un problema de gasto. El Congreso tiene la facultad y la obligación de establecer el presupuesto anualmente y fiscalizar su ejecución, reduciendo donde no asignará estableciendo los techos que obliguen al ejecutivo a cerrar esas dependencias. Es así que en este momento el Congreso podría colocar techos máximos de ejecución y obligaciones de tener superávit operativos en el Ejecutivo de algún porcentaje de la recaudación con drásticas sanciones al gabinete en caso no cumplirlo.

La vigencia está en el artículo 5, a 6 meses de su publicación.

Espero les dé una idea de lo que se propuso.

 

Mario E. Archila M.