Estamos ya en el 2012 y vale la pena actualizar el artículo de la Planilla del IVA, pues ya SAT empezará con las “revisiones”. Así que “ojo al Cristo” y no se deje machucar, que para eso ellos son “servidores públicos” y usted les paga el sueldo. Es una actualización del artículo del 3 de febrero de 2011.

Las tales “revisiones” son usualmente más una encerrona de interrogatorio a lo Guatánamo Bay, que una relación de “administración” -servidor público- con “administrado” -usted, el que paga y manda. Por eso es que estoy muy molesto con la Administración Tributaria y su típico abuso de ventanilla con el cual espantan con el petate del muerto y usted, cae muerto.

Le voy a contar lo que dice la ley:

ARTICULO 37 “A”.  Crédito a cuenta del impuesto. Las personas individuales a que se refiere el artículo 37 de la ley, tendrán derecho a un crédito a cuenta del Impuesto sobre la Renta, por el Impuesto al Valor Agregado pagado en la adquisición de bienes y servicios durante el período de liquidación definitiva anual, para su uso personal y de su familia, hasta por un monto equivalente a la tarifa del Impuesto al Valor Agregado aplicada a su renta neta obtenida en dicho período.

En caso que este crédito supere el Impuesto sobre la Renta a pagar, el excedente no generará derecho a devolución alguna.  Este crédito se comprobará mediante la presentación de una planilla que contenga el detalle de las facturas o tiquetes, que estarán sujetos a verificación por parte de la Superintendencia de Administración Tributaria.  La planilla deberá presentarse ante dicha Superintendencia dentro de los primeros diez (10) días hábiles del mes de enero de cada año, en el caso de las personas individuales que obtienen sus ingresos por la prestación de servicios personales en relación de dependencia.  En el caso de las personas individuales que deben presentar declaración jurada ante la Superintendencia de Administración Tributaria, también deberán presentar la planilla dentro de los primeros diez (10) días hábiles del mes de enero de cada año.  El reglamento establecerá los datos que debe comprender la planilla.

Los contribuyentes están obligados a conservar en su poder los originales de las facturas o tiquetes que sirvieron de base para determinar el crédito por Impuesto al Valor Agregado, por los períodos no prescritos.  La no presentación de la planilla, dentro de los primeros diez (10) días hábiles del mes de enero de cada año o la carencia de las facturas o tiquetes citados, hacen improcedente el crédito a cuenta del Impuesto sobre la Renta.

Esta palabrería quiere decir: TODO EL IVA que usted pagó para su uso personal y de su familia, le da derecho a “pagar” el impuesto sobre la renta del año calendario respectivo. Todo lo demás no es interesante. No importa la razón por el consumo. No es importante. NO TIENE QUE ESTAR RELACIONADO CON SU TRABAJO. Pueden ser pañales, cerveza, Ron Zacapa, medicinas, masajes terapéuticos y hasta de los otros masajes. Si tiene factura y usted “consumió” esos bienes, puede estar en la planilla del IVA y usarse. ¿Que fue al ginecólogo su esposa? También. Uso personal y de su familia. Lo único que le pueden pedir es que compruebe el pago. Eso lo amplío abajo. Siga leyendo.

¿Qué es un crédito fiscal? Es un beneficio que la ley le otorga para poder PAGAR otro impuesto.

¿Cuánto es? El total del IVA que pague durante el año hasta un máximo igual a su RENTA NETA por la tarifa del IVA. Sí, ya sé que dije lo mismo, pero siga leyendo.

1. Renta Neta: La totalidad de los ingresos que usted recibe de su patrono (sueldos, comisiones, aguinaldos, bono 14, bonificación incentivo, etc.).

2. Tarifa del IVA: 12%.

Así, si usted tiene un sueldo de Q4,000.00, más Q250 de bonificación incentivo; podemos calcular que su renta neta será: 4,000 x 12 + 250 x 12 + 4,000(aguinaldo) +4,000 (bono 14), que es un total de Q59,000.00

Su crédito de IVA será Q59,000 x 12%, lo que es: Q7,080.

Así que si usted llenó su planilla del IVA y le dio un resultado mayor, sólo puede usar hasta Q7,080. Salió menos, fabuloso, pues podrá usar hasta ese máximo. Ahora viene y llena su declaración definitiva del año y resulta que tiene un ISR total de Q8,000.00, pero ya le retuvieron en su trabajo Q6,000; su patrono le deberá devolver lo que “sobra”. ¿Cuánto sobra?

Monto retenido durante el año: Q6,000

Total “puesto por usted”: Q6,000 + Q7,080= Q13,080

ISR que debe pagar: Q8,000

Diferencia a su favor: Q5,080 (que es lo que su patrono le debe devolver el 14 de febrero).

Ahora, ¿qué es lo que me enoja?

La interpretación de SAT en cuanto qué es crédito. SAT pretende utilizar una norma de la ley del IVA que dice que para efectos del crédito del IVA, se tendrá derecho al mismo, sólo cuando es por compras de “cosas necesarias” para su actividad. Ya expliqué arriba que eso no lo dice la ley.

Esta “regla” es para el IVA, no para el ISR. Escuché el año pasado, que a algunos les decían que “la compra de cerveza” no le daba derecho. Pues ese criterio es más erróneo que gol anotado con la mano.

Hay innumerables fallos de tribunales que dicen que no se puede usar la ley de un impuesto para “otro” impuesto y acá el beneficio -crédito para ISR- está regulado en la ley del ISR.

Si usted lee el artículo de la ley que transcribí, verá que en NINGÚN LUGAR dice que las compras que haga deben ser para su actividad.

Dice, claramente, POR LAS COMPRAS PARA USO PERSONAL Y DE SU FAMILIA. De ello también se deriva que esas facturas no requieren su NIT ni su nombre, con que sean “Consumidor Final” es suficiente, pues es acá donde usted es CONSUMIDOR FINAL.

Ahora, lo que sí dice la ley es que debe ser IVA pagado. Esto quiere decir que le pueden pedir que compruebe cómo pagó todo el IVA que dice su planilla. Hay otra “leyecita” por allí que dice que si hay pagos por más de Q50,000 debe haberse pagado por medios bancarios o documentado en escritura pública, así que, por favor, si tiene IVA de un carro o de una casa, sí es legal que le pidan ver los cheques y/o la escritura pública del crédito del Banco. Tenga en cuenta que si compró una casa por US$100,000, la escritura y el crédito deben coincidir, ya que si no, al rato lo que hará es que SAT pedirá que lo procesen por defraudación tributaria y le apliquen la Ley de Extinción de Dominio, con lo que no sólo no le aceptarán la “factura” que no coincide, sino que le van a “quitar” su casita nueva.

Si lo llaman de SAT, dígales que “Ah, ve pues, no estoy de acuerdo. El Código Tributario dice que si usted -SAT- me va a hacer un ajuste, me corra audiencia por 30 días para defenderme. También dice que si la “deuda” es por menos de Q2,000 se declare incobrable…”, así que pida que le corran audiencia. No se deje. Su constitucional derecho es.

Mario E. Archila M.