Leo declaraciones de mi amigo, pues considero que un grado de amistad nos une, Omar Franco, intendente de recaudación de SAT, sobre que no es deducible la cantidad que se ha pagado a los directivos y socios que reciben sueldo pues no pagan IGSS.
Es comprensible, así lo “predije”, que SAT tuviera esos erróneos criterios. Debo aclarar que estoy seguro que Omar no es quien estableció el criterio, pues dentro de SAT hay una comisión de criterios y un departamento jurídico que resuelven internamente estás dudas.
¿Cuál es el error?

1. Los miembros de consejos de administración o juntas directivas, no son empleados, usualmente, por lo que no están sujetos a IGSS. La deducibilidad de sus pagos está claramente regulada. Artículo 21, numeral 4 del 10-2012. El límite que la deducción establece: 10% del ingreso bruto de la sociedad.
2. Los socios pueden, a su vez, ser empleados. Eso no los obliga a pagar IGSS. Para el pago del IGSS, hay que ver los reglamentos del IGSS que establecen que los socios-representantes, hasta un máximo de 2 personas, no están obligados al pago de IGSS. Mismo artículo 21 numeral 4.
3. Es así que la norma dice “IGSS cuando corresponda”. En estos casos, simplemente, el pago del IGSS no corresponde.

Es así que sepa que casi nada de lo que SAT establece como criterio oficial tiene sustento, pues fijan criterios con intención fiscalizadora no por su rigurosidad técnica. Lo malo es que hay muchos “consultores” de impuestos que, por ignorancia, pereza o impericia, obligan a seguir los criterios de SAT a sus clientes.

Mario E. Archila M.